¿Qué es el Marketing Mix y en qué consiste la estrategia de las 4 P’s?

¿Qué es el “Marketing Mix” y en qué consiste su estrategia de las 4P’s?

¿Cuáles son las variables que determinan el éxito de un negocio? ¿En qué nos basamos para plantear nuestros objetivos y estrategias? Antes estas preguntas, el «Marketing Mix» quizás tenga un protagonismo especial, como verás a lo largo de este post.

Sin duda, estas son dos preguntas que todos, en especial los emprendedores, solemos hacernos en la fase de planificación de un producto o servicio.

Pues bien, a este conjunto de variables que empleamos para conseguir nuestros objetivos dentro de la organización, es a lo que acuñamos con el sufijo «Mix”.

En este artículo precisamente te quiero hablar de este concepto y de las famosas 4 P’s que lo componen. Quédate conmigo, que te voy a mostrar todo lo que necesitas saber para poder ponerlo en práctica en tu negocio.

¿Qué es el Marketing Mix?


El Marketing Mix es una estrategia que básicamente se centra en el estudio de cuatro variables internas de una empresa, conocidas tradicionalmente como las 4 P’s. Estos cuatro elementos combinados (Product, Price, Place y Promotion), conforman las bases para que un negocio pueda conseguir sus objetivos comerciales.

  • Producto (Product).
  • Precio (Price).
  • Punto de Venta o Distribución (Place).
  • Promoción o comunicación (Promotion).

Se trata de un concepto ideado y planteado por el marketer y académico Jerome McCarthy en 1960, como una respuesta simple a las preocupaciones de los responsables de marketing en las empresas.

¿Qué es el Marketing Mix y cuáles son las 4 Ps?

¿Para qué sirve el Marketing Mix exactamente?


Esta teoría te puede ayudar a conseguir tus objetivos empresariales de forma íntegra, marcándote los pasos que hay que seguir para poder triunfar con esa idea o producto.

A través de estas técnicas, vas a poder analizar profundamente los aspectos internos de tu negocio y sus distintas actividades:

  • ¿Cómo es tu producto?
  • ¿Qué canales voy a utilizar para distribuir estos productos a sus consumidores finales?
  • ¿Cómo desarrollar tu plan de marketing?
  • ¿Qué efectos tienen estas estrategias?
  • Observar si existe algún problema entre los canales de distribución.
  • Determinar si tu producto es rentable.

⇒ También te gustará leer: ¿Qué es el ROI y cómo se calcula?

¿Cuáles son las 4P’s o variables del Marketing Mix?


¿En qué consisten las variables del Marketing Mix ó 4P’s?

Hasta ahora te he hablado de qué es y para qué te puede servir, pero ahora es el momento de hablar de sus 4P’s, la base de esta estrategia y de prácticamente cualquier otra estrategia.

Las siglas que anteriormente te he presentado, como has podido intuir, proviene de sus acepciones en inglés. Alrededor de estas cuatro variables, giran todas las acciones que deben realizar los responsables de una estrategia.

¡Veámoslas una a una!

1º » Producto

Nuestra primera P es el Producto, se trata de ese artículo que creamos y el cual queremos ofrecer a nuestros consumidores.

Es el pilar fundamental, ya que sin él no habría necesidad alguna de analizar las otras P’s y tampoco habría que realizar una campaña, porque no tendríamos nada para vender.

Un producto puede ser tangible o intangible:

  • Tangible: es aquél que se puede tocar, que no depende de un proveedor y que puede separarse de su fabricante por completo una vez enviado a su consumidor final. Por ejemplo, los artículos que compramos normalmente en una tienda como juguetes, ropa, productos de belleza o libros.
  • Intangibles: éstos se centran mayormente en servicios, suelen depender completamente de su proveedor.

¿Cómo crear una estrategia para tu producto?

Cuando se habla del producto dentro de la estrategia del Marketing Mix, se refiere a realizar un análisis del mismo para ver si satisface las necesidades existentes de los consumidores.

Muchas veces, es recomendable poner en práctica esta estrategia antes de desarrollar el producto, porque de esta manera es posible crearlo en función a las necesidades del mercado, lo que aumenta considerablemente las probabilidades de que tenga un buen recibimiento por parte de los consumidores.

Un buen encargado de marketing debe saber cómo puede diferenciarse un producto del de la competencia, ya sea a través de su diseño, su funcionamiento, su empaquetamiento, la existencia o no de servicios postventa y básicamente cualquier otro factor que ayude a aumentar el valor y atractivo del producto.

⇒ También te gustará leer:

2º » Precio

La segunda P es el Precio, es decir, se trata del valor que le damos a nuestro producto en función de determinados factores, como son el coste de producción, las variables del mercado, el posicionamiento y la percepción que puedan tener los consumidores respecto al precio del mismo.

El precio es una de las maneras que tiene la empresa de otorgar competitividad a su producto, esto a través de estrategias como la diferenciación por precio o la de liderazgo por coste.

Otro aspecto importante es que de ella dependen las ganancias económicas que recibimos, por tanto hay que mantener una diferencia positiva entre el costo total de producción y los ingresos, para así no caer en la quiebra.

Todo ello para no perder de vista el objetivo primario por el que habíamos comenzado: que el proyecto suponga una manera de ganar dinero de manera recurrente y escalable.

Escoger el precio ideal es muy importante para cualquier empresa o negocio, ya que uno elevado puede llegar a reducir el público que tiene acceso a este, mientras que uno demasiado bajo puede llegar a dar una impresión de que nuestro producto no es bueno, por ser muy barato.

También es necesario que se mantenga una buena relación entre el precio y la calidad del producto.

¿Cómo crear tu estrategia de precios?

Cuando se trata de esta variable, será el responsable del Publicidad de la empresa el que debe plantear, en función a los factores nombrados anteriormente, cuál sería el precio ideal para el producto.

Para ello, se deben considerar tres aspectos:

  • Precio de penetración en el mercado

Este será el precio que va a tener nuestro producto en el momento de salir al mercado. Una estrategia muy común, es la de ingresar el producto con un precio menor al que se tiene pensado.

Pero para llevar a cabo esto, es necesario hacerlo de forma correcta y con un plan previo, ya que el futuro aumento en el precio del mismo, puede llegar a generar consecuencias negativas ante los consumidores.

  • Precio normal del producto

Sabemos que éste tiene que ser lo suficientemente alto, para poder cubrir los gastos que genera su producción, además de ser competitivo y que nos permita generar ingresos.

  • Las ofertas

Estas consisten básicamente en promover la compra del producto a través de campañas, en las que se ofrecen beneficios adicionales o precios reducidos por un tiempo limitado.

3º » Punto de Venta o Distribución

Nuestra tercera P es la distribución, que se trata de aquellos canales o medios empleados para distribuir nuestro producto.

Se puede decir que existen 3 canales diferentes para lograrlo:

  • Entrega directa: es aquella forma de vender directamente a nuestro consumidor final, sin depender del servicio de un tercero.
  • Canal corto: se usa el servicio de terceros para vender, en este caso, nosotros como productores vendemos nuestro producto a un minorista, y este se encarga de hacerlo llegar al consumidor final.
  • Canal largo: se trata de aquella forma de vender nuestro producto a un mayorista y este se encarga de venderle a un minorista y el minorista al consumidor.

Este canal es común usarlo cuando nuestro producto es algún componente, como lo podría ser una pieza electrónica, de modo que le vendemos nuestro componente a un fabricante de ordenadores, que sería el mayorista, este armaría los ordenadores y lo vendería a los minoristas.

¿Cómo crear tu estrategia de distribución?

Los canales a través de los cuales se distribuye la mercancía a los consumidores juegan un papel muy importante en el éxito empresarial, ya que como sabrás, es básicamente imposible vender un producto si no tienes como hacérselo llegar a tus consumidores.

Según la estrategia del Marketing Mix, el responsable de una empresa debe encontrar los canales adecuados para que los consumidores tengan acceso a todos los productos.

4º » Promoción

Nuestra cuarta y última P es la de Promoción, y consiste en darle visibilidad a nuestro producto, haciendo que cada vez más y más personas lo conozcan y, más importante aún, se interesen por él, hasta el punto de comprarlo.

Esta es quizás la variable que más se conoce y la que se considera como la más importante, y he de aclarar que, si bien es importante, también lo son las otras tres que ya he mencionado, formando todas el pilar conocido como el Marketing Mix y las 4P’s.

¿Cómo crear tu estrategia de promoción?

A la hora de poner en práctica esta estrategia, el encargado del marketing debe enfocarse en los métodos que tiene a su disposición para aumentar la exposición que tiene el producto al público.

Esto se hace con el objetivo de aumentar el alcance que tiene el producto o de aumentar el interés del público objetivo en él. De igual forma, se debe buscar la manera de que tu marca tenga una mayor visibilidad en el mercado que la competencia.

Si se ve desde lo más básico, la promoción tiene un único objetivo, y es potenciar las ventas.

Una buena forma de hacer promoción siempre ha sido y será el enfocar los puntos positivos que tiene tu producto, esta es una forma indirecta y no tan mal vista de decir “mi producto tiene esta función y el de la competencia no”, por lo que los consumidores de tu mercado comenzarán a pensar que tus artículos son fundamentalmente mejor.

Máster en Marketing Digital en Barcelona y Online

Ventajas y beneficios de aplicar el Marketing Mix en una empresa o negocio


Además, nos proporciona una estabilidad en el mercado y poder competir con el resto de las empresas de nuestro nicho de forma segura.

Dicho esto, el Marketing Mix te permite:

» Detectar posibles problemas en nuestros productos

En ocasiones, nuestra marca puede tener un gran impacto dentro del mercado, pero esto no siempre nos va a ayudar a que los consumidores decidan comprar en todo momento nuestros productos.

Un producto necesita cumplir con las necesidades que tienen los consumidores, y cualquier problema que tenga, es un factor de riesgo que puede provocar una caída considerable en nuestras ventas.

En este punto entra el Marketing Mix, y es que, con ayuda de esta estrategia, nos es posible detectar posibles problemas que puedan tener nuestros productos, incluyendo entre estos un precio inadecuado.

» Nos ayuda a mejorar

El empleo de estas técnicas de marketing nos ayudan a mejorar la calidad de nuestros productos o servicios, buscando nuevas ideas y puntos de vista para poder innovar, incluso en nosotros mismos y, como consecuencia, en nuestras estrategias de negocio.

Y todo esto es posible, gracias al análisis de las 4P’s de las que ya hablaremos más adelante con detenimiento.

» Nos guía en nuestras estrategias de marketing

La promoción es uno de los principales dolores de cabeza que tenemos los que practicamos marketing.

Y es que por muchos datos y mucha información que tengamos, siempre se hay que ensayar y errar, así como tener un toque de suerte, porque es obvio que las tendencias cambian constantemente, y lo que hoy es trending topic, mañana puede quedar en el olvido sin ningún aviso.

Ahora bien, no hay que desanimarse, pues todavía es posible apostar por algo seguro, y es precisamente en este punto en el que el Marketing Mix te va a ayudar.

En base a este concepto, es posible crear una campaña de marketing que pueda tener un gran impacto entre los consumidores y conseguir así promocionar de manera exitosa nuestro producto.

» Optimizar nuestros canales de distribución

De nada nos sirve tener artículos de buena calidad si no sabemos cómo hacerlo llegar a nuestros consumidores, y de igual forma, sin los canales de distribución adecuados va a ser imposible expandirnos.

El Marketing Mix es una forma excelente de optimizar los canales de distribución que utilizamos, ya que, a través de este, nos es posible detectar posibles fallos que estemos cometiendo, o incluso detectar acciones que no hemos hecho y que realmente nos beneficiarían en el momento de distribuir nuestro producto.

Conclusión

Como ves, realizar una estrategia exitosa con Marketing Mix en tu negocio es algo bastante simple y sobre todo hoy en día que podemos contar con la ayuda de Internet y otros canales de distribución como son las redes sociales.

Como la sociedad es muy cambiante, las estrategias de marketing también deben replantearse una y otra vez según las circunstancias del mercado, y ésta te aporta todas las herramientas que necesitas para que consigas cumplir todos tus objetivos.

Y tú, ¿aplicas ya en tu negocio o proyecto las 4P’s del Marketing Mix?

Imágnes principales By Freepik.

Déjame un comentario con todas aquellas dudas que, tras esta interesante lectura, hayas podido tener 🙂

Ayúdanos a mejorar, ¿te ha gustado?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

También te puede interesar:

Ismael Ruiz

Consultor de Marketing Digital freelance, especialista en marketing de contenidos y blogger imparable en ismaelruizg.com. Además, trabajo en la agencia "JF-Digital", soy editor de contenidos en este mismo blog y profesor del "Curso de Marketing de Contenidos y Blogging" de Webescuela.

No hay Comentarios

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Webescuela solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

Share This