¿Qué es la canibalización en SEO y cómo puedes evitarla en tu sitio web?

¿Qué es la canibalización SEO?

Alguien muy cercano puede estar boicoteando tu posicionamiento SEO: TÚ. Porque cuando tienes varias URL compitiendo por la misma intención de búsqueda, corres el riesgo de sufrir canibalización SEO.

¿No sabes de qué te hablo?

No te preocupes, en este artículo vas a aprender en qué consiste este típico error y cómo detectarlo y solucionarlo de forma sencilla. ¡Empezamos!

¿Qué es la canibalización en SEO?


La canibalización SEO es cuando en una web, diferentes URL compiten por la misma intención de búsqueda, es decir, se obstaculizan entre sí, en lugar de enfocarse en pelear cara a cara contra la competencia.

En definitiva, de forma consciente o «sin querer», estás compitiendo contra ti al pretender posicionar dos páginas diferentes que responden a la misma intencionalidad.

De esta manera, no solo disminuyes la autoridad de estas URL, sino que además generas confusión a Google, que ante la duda puede optar por «ocultarlas» de su ranking.

Es importante hacer hincapié en que la canibalización va más allá de atacar la misma keyword. Dos páginas pueden canibalizarse con keywords diferentes, pero que ambas den respuesta a la misma intencionalidad.

Por ejemplo: “Cómo crear una tienda Online” vs. “Cómo montar una tienda Online” son palabras claves long tails diferentes, pero ambas responden a la misma intención de búsqueda.

¿Por qué es perjudicial la canibalización SEO?


Es malo porque en lugar de concentrar los esfuerzos para rankear una query con un solo artículo lo estás haciendo con dos, con todo lo negativo que esto conlleva.

Esto se puede deber a una mala estrategia SEO, a una mala planificación de contenido o incluso a un pequeño despiste.

Lo ideal es crear un buen calendario editorial en el que no nos pisemos los temas, ya que ¿por qué utilizar dos artículos para posicionar dos palabras clave que podrían ir en el mismo?

Consecuencias y perjuicios de la canibalización SEO

» Pierdes autoridad

La canibalización SEO, al igual que el contenido duplicado, no es un factor de penalización directo.

Que tus páginas compitan entre sí significa que divides tu autoridad y, por tanto, la fuerza y calidad de tus contenidos es menor de lo que debería.

Esto afecta a tu ranking en la SERP, y en consecuencia, a tu posicionamiento orgánico.

» Confundes al motor de búsqueda

Al repartir tu autoridad entre varias URL que compiten por la misma intención de búsqueda, el buscador no termina de entender cuál es la que de verdad quieres posicionar y cuál debería mostrar al usuario.

Y ante la duda, se decantará por otras URL más relevantes y confiables: las de tu competencia, o mostrará la que cree que es tu mejor opción, pero no por ello, la correcta.

» Despistas al usuario

Puede que aparezcan varias páginas de tu web, pero que ninguna dé una respuesta satisfactoria al usuario, lo que se traduce en tasa de rebote.

La falta de relevancia en tus contenidos perjudica tu imagen y es un mensaje directo para Google de que no ofreces una buena experiencia de usuario.

» Malgastas tu Crawl Budget

Con la canibalización, los buscadores malgastan tiempo rastreando URL poco relevantes.

Por ejemplo, si en lugar de tener varias páginas canibalizándose, las unificaras y crearas un post con todas ellas, no solo mejorarías tu contenido, sino que además consumirías menos Crawl Budget.

» Dificultas el link building

Si tienes varias páginas de la misma temática, ¿cómo van a saber otros sitios cuál de ellas enlazar? Y de nuevo, ante la duda: o te descartan o te reemplazan.

O en el caso de que te enlacen, será de forma aleatoria y, por tanto, no siempre afortunada.

¿La canibalización SEO es siempre negativa?

Pues no, hay varios casos en los que una canibalización SEO puede ser positiva, pero realmente son casos muy concretos, pongamos un ejemplo:

Partamos de que no conozco de nada esta tienda, pero ¿crees que la canibalización es algo malo para ellos?

Aparecen en dos de los tres primeros resultados de búsqueda, por lo que siguiendo las estadísticas lo más seguro es que el usuario que busque “pajaritas de madera” acabe dando una oportunidad a esta tienda.

Este es un ejemplo de una canibalización de keywords favorable para el webmaster.

Esto generalmente se suele deber a una mala distribución de enlaces externos, mala estrategia de enlaces internos o simplemente porque Google considera las dos páginas igual de relevantes para la query.

En definitiva, ya has visto qué es la canibalización y cómo se produce; sabes que en general es algo negativo, pero que en ocasiones puede ser favorable de forma temporal; así que ahora es momento de aprender a detectarla.

¿Cómo detectar y evitar la canibalización SEO?


Desde un punto de vista lógico Google te debería considerar más experto, cuantos más posts tengas sobre un tema concreto ¿no es así?

Por ejemplo, en mi opinión tiene mucho sentido que si tu nicho son los negocios Online, tengas un montón de artículos hablando de esto mismo: “Cómo crear una tienda Online”, “La mejor forma de tener éxito con una tienda Online” y mil variaciones más.

Pero Google no tiene la misma opinión.

Google quiere que tú respondas a cada grupo semántico con un artículo, simplemente porque a pesar de que “Cómo crear una tienda Online” o “Cómo montar una tienda Online” tengan un montón de búsquedas de forma individual vienen a ser lo mismo. ¿Se entiende?

Entonces, dejándome de rollos, ¿cómo se puede detectar una canibalización de URL?

1. Método manual

Aquí va el primero, revisar manualmente si tienes URL que a priori puedan competir entre sí. Un ejemplo claro sería el que he utilizado para las tiendas Online, que por muy exagerado que parezca sucede muy a menudo.

Para el método manual puedes clicar en el buscador de Google: site:tudominio.com “keyword buscada” con esto te aparecerían todas las URL en las que aparezca la palabra clave.

También tienes el sabio buscador de WordPress, en el que colocarás la keyword y aparecerán las URL que la contienen.

Este método es rápido y sencillo, para toda la familia, vamos.

2. Search Console

Search Console es el amigo del blogger y webmaster en general, solo deberás ir al apartado de “analítica de búsqueda” y colocar la palabra clave en el buscador.

Con esto te aparecerán todas las páginas que responden a esa query, y de ese modo podrás ver de forma visual cuáles son las keyword que compiten entre sí.

3. Herramientas de pago

Ahrefs, SE Ranking, SEMrush y Sistrix son algunas de las herramientas que te facilitarán la tarea.

Para mí, es muy sencillo de verlo en Sistrix, tendrás que ir a “Keywords” y marcar “Show keyword cannibalization” en el filtro.

Te dejo aquí un caso de Amazon para que sea algo muy fácil de ver:

La tercera columna es la que indica cuántas keyword compiten entre sí, sin duda una funcionalidad de gran utilidad sobre todo para portales grandes, ¿verdad?

¿Cómo arreglar la canibalización SEO en mi sitio web o eCommerce?


Ahora que ya sabes qué es la canibalización SEO y además, has aprendido cómo detectarla en tu propio blog.

Vamos a aprender a dar solución a este problema tan común:

1. Utiliza keywords long tail

Reorienta las palabras clave que quieres atacar hacia palabras de cola larga, cuyas búsquedas son menos competidas y más concretas.

De esta forma, no solo evitas la canibalización, sino que además, mejoras la calidad de tu tráfico.

2. Trabaja el enlazado interno

Pónselo fácil a Google y trabaja tu enlazado interno al mismo tiempo que evitas la canibalización.

Por ejemplo:

  • URL A: Hablas de «qué son los hashtags»
  • URL B: Hablas de «los hashtags más usados»

Imagina que en otros posts estás enlazando sin criterio a uno y otro artículo con el mismo anchor text “hashtags”. Estos artículos se están canibalizando.

Sin embargo, si juegas con las long tails, puedes mejorar tu enlazado interno y acabar con la canibalización.

La URL A la enlazas con el anchor text “hashtags”.

La URL B la enlazas con el anchor “hashtags más usados”, una palabra de cola larga.

De esta forma, solucionas la canibalización SEO, mejoras la experiencia de usuario, potencias el interlinking y Google entiende tu sitio.

3. Cuidado con los títulos

No debe haber títulos duplicados en una misma web. En este sentido es importante que hagas una auditoría web con cierta periodicidad para detectar estos posibles errores.

4. Redirecciones

Lo más simple y efectivo, al menos en mi opinión y bajo mi experiencia.

  • URL A: Hablas de cómo crear una tienda
  • URL B: Hablas de en qué plataforma crear una tienda

Similares, ¿verdad? Has seguido los pasos anteriores y has detectado que se canibalizan entre sí.

Mi procedimiento es muy sencillo:

  1. Verificar tanto en Analytics y Search Console cuál es la mejor URL en visitas, posiciones y demás.
  2. Creamos un mix de contenido haciendo que de los dos artículos quede una pieza de contenido épica. De esta forma habrá una sola página para esa intención de búsqueda y mejorará la calidad y relevancia del contenido.
  3. Redireccionamos A > B o lo que hayas decidido.

Y ahora toca esperar.

Las redirecciones suelen ser algo rápido, pero te puedo decir que la última vez que seguí este proceso tardó bastante tiempo, eso sí, el resultado salta a la vista:

 

canibalizacion

Tal y como puedes ver, de estar en posición 70-80 pasó en unos días a TOP20, para colocarse hoy en día entre los 10 primeros puestos para una palabra clave supercompetida, con blogs muy potentes y revistas especializadas.

Mi caso fue muy típico, tenía una categoría muy bien trabajada en la que colgaba muchos artículos relacionados que empezó a funcionar bien, pero después de unos meses me di cuenta de que no iba a subir a las primeras posiciones con eso.

Así que decidí crear un artículo especializado y apuntando directamente a esa keyword.

¿Qué pasó?

Que Google no descolgó la categoría, por mucho que era un artículo con 3.000 palabras, así que ahí estaba con un bonito post en posición XXX y una categoría que no recibía visitas en posición 80.

La solución era clara, quitar todos los post de esa categoría y apuntarlos a otra nueva; redireccionar la categoría al post… Esperar una o dos semanas ¡et voilà!

5. Canonical

El problema de contenido canibalizado no solo se limita a blogs. De hecho se suele ver mucho más en tiendas Online; eternas granjas de contenido duplicado y contenidos canibalizados.

En estos casos también se puede utilizar la etiqueta canonical.

¿Sabes qué es la etiqueta canonical?

Dicho de forma simple, las etiquetas canonical sirven para señalar a Google cuál de todas es la URL más importante para un tema concreto.

Imagina por ejemplo que tienes una tienda de sombreros:

  1. Sombrero azul
  2. Sombrero rojo
  3. Sombrero amarillo
  4. Un montón de colores más

Generalmente, estarás usando el mismo contenido, ya que salvo el color son iguales, pero de cara a Google eso sería contenido duplicado.

¿Cómo se soluciona?

Indicando a Google con una canonical cuál es la versión preferida y en la que se tiene que fijar.

Es más, si usas WordPress quizá no te hayas dado cuenta, pero todos los posts tienen una canonical apuntando a sí mismos indicando a Google que son el post relevante, te dejo una captura:

canonical

No obstante yo jamás utilizaría este método para un blog, a no ser que los dos post sean totalmente necesarios, y quizá ni siquiera en ese caso. Pero lo cierto es que ahí está la opción y es tu decisión elegir una u otra.

Cabe destacar que en algunos casos también se puede solucionar con códigos 410, pero descarto la opción porque excepto en portales muy muy grandes no lo utilizaría.

Conclusión

Hasta aquí el post de hoy, ya sabes a qué se debe la canibalización SEO y has descubierto cómo evitarla. Así que ya no tienes excusa para implementar estos cambios en tu blog y empezar a rankear por fin palabras clave relevantes para tu negocio .

Espero que te haya gustado, nos vemos en el siguiente post 🙂

Imagen de portada de Freepik.

¿Sabías que era la canibalización SEO?

¿Has descubierto si en tu blog o web tienes este problema?

Te leo en los comentarios.

 

También te puede interesar:

Fran Murillo

Consultor SEO en la agencia de posicionamiento SEOCOM, a través de la cual he trabajado con clientes referentes en su sector tanto a nivel nacional como internacional (Gallina Blanca, Ulabox y el Gobierno de Andorra, entre otros). Fran es profesor de Webescuela, fundador de Redakta.me y amante del inbound marketing como método de adquisición de clientes.

2 Comentarios

  • Adrian
    Posted at 20:31h, 17 septiembre Responder

    Hola, muchas gracias por tu post. Me ha quedado muy claro qué es la canibalizacion SEO gracias a ti.

  • Ivan Altbach Montardit
    Posted at 12:45h, 07 julio Responder

    Buenos días
    Tengo una duda.
    Si detecto una canibalización al mes, es decir, un día cualquiera detecto que 2 páginas compiten entre ellas y el día siguiente hasta aproximadamente un mes no vuelven a competir, ¿Se considera una canibalización? ese día detecto que me baja el ranking pero al día siguiente todo vuelve a la normalidad. ¿Este problema periódico puede hacer que no acabe de despegar el ranking actual de dicha palabra clave?
    Gracias

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Webescuela solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

Share This