¿Qué es la experiencia de usuario y cómo mejorarla en la web de tu negocio?

¿Qué es la experiencia de usuario en una web?

En la actualidad, la usabilidad y la experiencia de usuario que se deriva de ella, son dos puntos muy importantes para cualquier sitio web y un factor clave para el SEO que no debe descuidarse.

Todos somos conscientes de la importancia que tiene hoy en día, el que nuestros clientes estén satisfechos con los productos y servicios que ofrecemos y con la atención que les brindamos en nuestros negocios locales.

Sin embargo, la experiencia del usuario de nuestro sitio Web es algo que muchos descuidan, cuando esto también debería ser uno de los principales pilares en los que se basa una estrategia o plan de marketing digital de éxito.

De hecho, la usabilidad de una página es tan importante que a día de hoy Google prioriza cada vez más esta experiencia de usuario (UX) sobre otros factores de posicionamiento web.

Porque, al fin y al cabo, lo que realmente cuenta para el buscador, es que las personas encuentre lo que buscan en su plataforma y que queden totalmente satisfechas con el contenido que encontró en dicha búsqueda.

Para situarnos mejor, antes de continuar, me gustaría definir mejor este término:

¿Qué es la experiencia de usuario en una web?


La experiencia de usuario (o UX) es el conjunto de factores y elementos relativos a la interacción de las personas con un dispositivo o entorno en concreto. Este UX da como resultado la generación de una percepción positiva o negativa de dicho dispositivo o de un servicio/producto.

Al hablar de internet y páginas web, es importante no tomar a la experiencia del usuario como un mero sinónimo de usabilidad, porque, aunque están íntimamente relacionados, no son exactamente lo mismo.

La usabilidad es la facilidad con que los usuarios pueden utilizar una herramienta o navegar por un sitio web en concreto, en cambio, la experiencia de usuario son las impresiones que se lleva ese usuario cuando interactúa en nuestra web o con esas herramientas.

En definitiva, la usabilidad de una página web es la facilidad con que las personas pueden encontrar la información que están buscando.

Según esto, una página web puede ser usable, pero tener muchas carencias que afecten a la experiencia de usuario, lo cual puede provocar que nuestros visitantes la abandonen antes de tiempo.

Una buena experiencia se traduce casi con seguridad, en un mejor posicionamiento de nuestra web, es decir, en más visibilidad en internet.

Es por todo esto, que hoy quiero hablarte de cuáles son los caminos para optimizar la experiencia del usuario dentro de tu web.

¿Qué factores deberíamos tener en cuenta para mejorar la experiencia de usuario?


Más de una vez te habrás preguntado por qué no tienes el tráfico esperado, a pesar del trabajo realizado y la promoción de tu negocio.

Hablar de este tema, incluye todo un espectro amplio de sensaciones que tiene una persona cuando visita nuestra Web:

  • El diseño visual de tu Web.
  • El tiempo de carga de tu Web.
  • El tiempo que pasa en ella.
  • Su satisfacción (o no) con lo que se esperaba encontrar.
  • La usabilidad del sitio.

En definitiva, sensaciones positivas o negativas que influyen en su comportamiento.

Todos estos factores, entre otros, son tan importantes que determinarán el éxito o el fracaso del sitio web de tu negocio. Y, por eso, debes optimizarlos.

Mientras más te enfoques en que la experiencia de tus usuarios sea gratificante, mejor será tu posición en Google, más personas visitarán tu Web y obtendrás el tráfico deseado.

Veamos, entonces, qué podemos hacer y qué deberíamos evitar para optimizar esa experiencia del usuario dentro de nuestra Web.

1) Optimiza el tiempo de carga de tu web

Un dato de peso en este tema, es el tiempo de carga de tu Web, cuanto más lento sea, más probabilidades habrá de que un potencial cliente pierda la paciencia y se vaya.

En un mundo en el que vivimos infosaturados y tenemos poca paciencia, la atención es un bien cada vez más escaso; tanto, que Google sugiere que el tiempo de espera máximo para una Web ronde como máximo los tres segundos.

 

Curso de WordPress profesional y diseño web en Barcelona

2) Cuida mucho la imagen y la reputación online de tu web

Dicen que la primera impresión es la que cuenta, y en este sentido los negocios en internet no son una excepción.

Plantéate estas preguntas:

  • ¿Qué es lo primero que ve un usuario cuando encuentra tu Web?
  • ¿Estás realmente ofreciendo una imagen lo suficientemente atractiva y amigable?
  • ¿Tienes claro qué lo que estás ofreciendo se corresponde con tu producto o servicio?

Y, sobre todo: si tu fueses alguien que visita tu sitio por primera vez ¿qué sensación tienes cuando lo ves?

En el mundo virtual, al igual que en la vida real, el impacto inicial es determinante. Y no sólo es fundamental tener una buena imagen, sino que el contenido vaya de la mano de lo que se quiere ofrecer.

En este sentido, hay ciertos errores recurrentes, como, por ejemplo, faltas de ortografía y contenidos poco atractivos.

3) Elige un diseño limpio y claro para tu Web

Cada vez están más de moda las páginas con diseños claros, limpios y minimalistas, y el mundo de las Webs, en este sentido, no es una excepción.

Como ya hemos dicho, cuando entras a un sitio web, la primera impresión de lo que se ve y cómo se ve, es determinante en la experiencia final del usuario.

¿Se ve claramente el producto o servicio que se quiere vender? ¿La página está tan abarrotada que no queda claro qué se quiere ofrecer? ¿Tiene colores agresivos o amigables? ¿Es fácil encontrar a simple vista lo que buscas?

Antes de pasar al siguiente apartado, quisiera insistir en algo que puede parecer superfluo, pero que es una certeza: mientras menos distracciones haya en el embudo de ventas, más fácil será el proceso de la misma y gracias a ello, mejor la experiencia de nuestros usuarios.

4) Recurre a lo visual: utiliza imágenes y videos

Hace ya un tiempo que la imagen se lleva nuestra atención. De hecho, el sentido de la vista es al que más se recurre al momento de intentar vender algo.

Por eso, es fundamental cuidar la calidad de la imagen y su concordancia con el producto o servicio que ofrezca nuestro negocio online, pero también es básico evitar ser invasivos o agresivos en la forma en que se la mostramos al usuario.

A estas alturas todos sabemos que los videos ganan día tras día mucho más terreno, algo especialmente promovido por las prestaciones actuales de los smartphones.

Los omnipresentes GIFs, por ejemplo, son una clara muestra de que no hace falta mucho tiempo para enviar un poderoso mensaje.

Sea cual sea el que elijas, nunca te olvides de algo: que lo que muestres debe despertar una emoción, algo que movilice al usuario a tomar una decisión.

5) Crea el contenido adecuado para cada palabra clave

Es importante que tengas en cuenta la intención del usuario al buscar determinadas palabras clave.

A día de hoy, es muy importante conocer que es lo que la gente espera encontrar al hacer clic en un resultado de búsqueda en Google. Y si este contenido no responde fielmente a sus necesidades informativas o de consumo, afectará indudablemente a su experiencia con tu sitio.

Curso de SEO y Posicionamiento Web en Barcelona

6) Sé claro y preciso cuando hables de productos o servicios

¿Cuántas veces te ha pasado estar realizando una consulta en una página Web y finalmente desistir por todos aquellos elementos superfluos que no te conducen a ningún sitio?

Lo más probable aquí, es que nuestro usuario volverá a Google para comparar los productos y servicios con respecto a los de nuestra competencia o que simplemente abandone nuestra Web.

La experiencia de usuario en este caso se ve gravemente afectada por esta falta de transparencia. 

7) Scroll vs click

Con el auge de los teléfonos móviles y tablets, ha cambiado la forma de enseñar los productos en internet. Porque gracias al uso de los smartphones, el scroll se ha convertido en el nuevo click. Y hacer scroll es más fácil que hacer click.

Atrás han quedado los sitios donde se enseñaba muy poco en la página de inicio y donde había que hacer varias veces click para ver más detalles sobre lo que se buscaba.

Como bien sabemos, cada click en un enlace o botón dirige a una nueva página y eso supondrá agregar más tiempo de espera. Y los usuarios odian esperar.

Si nuestro sitio no tiene una buena capacidad de carga, corremos el riesgo de que abandonen en poco tiempo (lo cual nos penaliza en Google).

Una página larga y con mucho contenido, antes tardaba en cargar. Pero eso se terminó gracias al lazy load, ya que todo el contenido no visible se va preparando para aparecer en cuanto el visitante haga scroll hacia abajo. Una solución elegante y que crea adicción.

Conclusión

En un mundo lleno de información, páginas Webs y negocios online, todos buscamos una solución simple y rápida a nuestras necesidades. Y si encima el camino para encontrar esa solución es amigable, mejor.

Nunca olvides que detrás de cada usuario de tu Web hay una persona y una necesidad a cubrir.

Y que, en este sentido, mientras más le allanes el camino, más estarás ayudando a mejorar la experiencia de ese usuario en tu negocio online.

No quisiera despedirme sin una reflexión:

“Alguien dijo, que la mejor ventaja con la que puedes contar en el mundo de los negocios online es la sencillez”.

Imagen de portada (user): Freepik

Y tú, ¿qué factores tomas como los más importantes en este tema?

José Facchin

Director General y Cofundador de Webescuela. Formador y Consultor de Marketing Digital, especializado en Marketing de contenidos y posicionamiento SEO. Creador de: “El Blog de José Facchin”, uno de los blogs de marketing y negocios online de mayor relevancia en el ámbito digital hispanohablante.



También te puede interesar...

No hay comentarios

¿Te gustaría comentarlo?

Pin It on Pinterest

Share This