¿Qué es el Posicionamiento de Marca y cómo mejorarlo? Factores, estrategias y ejemplos

¿Cómo crear y mejorar tu Posicionamiento de Marca? Factores y estrategias a seguir

¿Te has parado alguna vez a pensar cuál es el Posicionamiento de Marca que tiene tu empresa dentro de tu mercado?

Como negocio, es evidente que los productos o servicios que ofrezcas tienen un lugar dentro de la mente de los usuarios o potenciales clientes y, como emprendedor, tu deber es posicionarlos en el «top of mind» de esos potenciales clientes que necesitan comprarlos o contratarlos respectivamente.

Es ahí donde entra el juego el Posicionamiento de Marca, un factor que viene a cuantificar y calibrar todas aquellas acciones y estrategias necesarias para que tu Marca sea la «preferida», por encima del resto de tu competencia. Hoy te detallaré todo lo que necesitas para trabajarla de manera efectiva:

¿Qué es el Posicionamiento de Marca?


El Posicionamiento de Marca es el lugar que ocupa la marca en la mente de los consumidores, es decir, la percepción que es capaz de generar.

Y aunque hablamos de mente y puede sonar muy racional, lo emocional tiene gran importancia, como veremos más adelante.

A lo largo de este artículo voy a analizar con detalle todos los factores relacionados con el Posicionamiento de Marca, estrategias para conseguir el posicionamiento buscado, así como ejemplos para que toda la teoría quede bien asentada.

Después de leer el post, tendrás un roadmap que te va a permitir comenzar a trabajar de manera estratégica tu Posicionamiento de Marca. ¡Vamos a ello!

¿Por qué es importante posicionarte?

¿Por qué es importante el Posicionamiento de Marca?


“Si no eres marca, serás una mercancía”

Esta frase del economista y experto en Marketing Philip Kotler resume de manera brillante una de las principales ventajas de trabajar tu marca, ya sea de empresa o personal.

En un mercado global, con fuerte competencia, la marca es lo que permite diferenciarte destacar y conectar con tu audiencia. Si no lo haces, tan solo te queda competir por precio.

Vamos a verlo con un ejemplo y un ejercicio:

No sé tú, pero a mí encanta beber tés e infusiones y una de mis marcas favoritas es Yogi tea.

En el pasillo del supermercado hay un montón de tipos y sabores. También de marcas. Desde las marcas blancas, de precio menor, a otras muy populares como Hornimans, Twinings, Clipper, etc.

Sin embargo yo elijo Yogi.

¿Por qué? Podría responderte que simplemente porque me gusta la caja, los sabores y la frase inspiradora que acompaña a cada sobre.

Yogi tea

Aunque la realidad es que se convirtió hace años en una de mis marcas favoritas porque conecta conmigo.

Es mi momento de relax, y me inspira tranquilidad, conexión, además de estar aportando a un mundo más responsable y sostenible.

Sus valores conectan con los míos y esto hace que no le dé importancia a pagar dos euros más por caja respecto a otras opciones.

Es tu turno. Piensa:

¿Qué marca compras siempre aunque su precio sea mayor?

Además, plantéate: ¿qué valores has asociado a esa marca? ¿Coinciden con valores que para ti son importantes?

Vamos a ver este tema con mayor detenimiento en el próximo punto.

Posicionamiento de Marca y valores racionales y emocionales


Te decía al comienzo del post que, aunque se hable de posicionarnos en la mente de los consumidores, lo que priman realmente son las emociones.

En este punto me parece interesante hablar de cómo funciona el cerebro humano para después ahondar en el tema de los valores.

» Un reptil, un caballo y un hombre (o mujer)

El neurólogo Paul MacLean fue el primero en expresar que el cerebro humano se compone realmente de tres cerebros: reptiliano, límbico y neocortex.

Un reptil, un caballo y un hombre (o mujer)

  • Reptiliano: donde se encuentran nuestros instintos. Se encarga de funciones de supervivencia y reproducción.
  • Límbico: se encarga de lo emocional y afectivo, filtra la experiencia y almacena los recuerdos.
  • Neocórtex: se asocia al pensamiento, a la imaginación , al sentido, y al lenguaje abstracto.

Aunque no faltan detractores de esta teoría, Jürgen Klaric, investigador y especialista en Neuromarketing y neuroventas, utiliza esta estructura del cerebro como base de su metodología.

En su bestseller “Véndele a la mente, no a la gente” explica que el 85% de todo lo que el consumidor adquiere lo hace desde su cerebro límbico y reptiliano y solo después de haber tomado una decisión, buscan una explicación racional para justificarlo.

¡Ojo! Hablamos del 85% de todo lo que se compra

Personalmente me parece un argumento de peso para trabajar el Posicionamiento de Marca de manera estratégica y generar esas emociones que hagan al consumidor decantarse por tu producto o servicio, ¿no crees?

» Los valores racionales de tu Marca

“Valor diferencial”, “aportar valor”, “propuesta única de valor”, “principios y valores”… éstas son algunas de las expresiones más utilizadas en el mundo del Marketing, pero:

¿Qué significa realmente “valor”?

Excluyendo la acepción de “valor” como “precio o suma de dinero”, en el mundo del Marketing se entiende como valor el beneficio que reporta un producto y/o servicio y también, la percepción que generan en la mente del consumidor.

Vamos a verlos por separado.

  • Valor como beneficio: tu público objetivo consume tus bienes porque responden a una necesidad, anhelo, problema.

Vamos a imaginar que eres entrenadora personal y te diriges a mamás embarazadas. Tus canales de comunicación principales son YouTube, Instagram y Pinterest y en ellos compartes vídeos, directos, infografías, etc. de ejercicios a realizar antes, durante y después del embarazo.

Estas mujeres, que conocen la importancia de mantenerse activas, consumen tu producto porque resuelven su necesidad concreta.

Pueden acceder a entrenamientos específicos para su condición, y realizar los ejercicios en casa, sin horarios.

Además, pueden entender los beneficios que les reporta esta actividad gracias a las infografías e incluso tienen vía directa contigo a través de los directos.

Nota: Fíjate que en el ejemplo he indicado que consumen el producto porque resuelven su necesidad. Ésta sería la parte más racional. Por qué eligen a esta entrenadora y no a otra, tiene que ver más con la conexión, con lo emocional.

Algunos de los beneficios que puedes aportar a tu target son:

  • Entretenimiento
  • Seguridad
  • Ahorro de tiempo
  • Ahorro de dinero
  • Información
  • Soporte
  • Uso o aplicación
  • Categoría del producto

Tener claro el valor como beneficio de tu negocio o marca personal lleva implícito un trabajo de autoconocimiento, de tu producto y/o servicio, y un trabajo de análisis de mercado y de tu target, que son clave como veremos más adelante.

  • Valor como percepción: si tu marca tiene X valor como beneficio, es momento de trabajar para que ese valor sea real y percibido por el cliente. Aquí la coherencia juega un papel importante.

Valor como percepción

Lo vemos con otro ejemplo:

¿Cuántas veces has leído en una página web “soporte profesional” o “equipo multidisciplinar”? Son lo que los copywriters llaman «frases vacías o frases baúl«.

Se lee en tantas páginas web que, en vez de ser una propuesta de valor diferencial, se convierte en un indicador de negocios que han trabajado poco o nada su propuesta única.

Ahora imagina que como Marca, uno de tus valores tangibles, que forman parte de esa propuesta diferenciadora, es la relación cercana con el cliente.

Y de verdad lo cumples con una comunicación fluida, vía email y teléfono, para realizar el seguimiento del proyecto y resolver dudas.

El valor como beneficio y el valor como percepción están alineados: son cada uno de esos emails y llamadas para con tu cliente.

Trabajar el valor como percepción también implica dedicar tiempo a tu marca, pues necesitas diseñar tu propuesta única de valor y llevarla a la práctica.

» Los valores emocionales de tu marca

Al comienzo del artículo hemos visto lo importante que son las emociones en toda decisión de compra, por lo que trabajar el marketing emocional es casi una obligación dentro de tu estrategia de Posicionamiento de Marca.

Apple, Coca-Cola, Adidas, Google, Nike, Lego, Harley Davidson, Heineken, etc., todas ellas son especialistas en conseguir que los consumidores perciban ese valor emocional, aunque no hay que ser una gran brand para lograrlo.

Para ello, una vez más, debes conocer bien a tu público objetivo e identificar qué emoción predominante buscan en una marca como la tuya: ¿es la claridad?, ¿la calma?, ¿la diversión?

Tu trabajo de posicionamiento pasa por relacionar de manera estratégica tu marca con una de estas 8 emociones:

  • Felicidad
  • Confianza
  • Calma
  • Claridad
  • Diversión
  • Motivación
  • Deleite
  • Sorpresa

Recuerda que nadie compra un producto o servicio, sino una transformación.

Tu marca debe ser capaz de conectar con las emociones y dibujar en la mente de tu cliente ese paso de una situación A a una situación B.

Máster en Marketing Digital en Barcelona y Online

3 Áreas fundamentales para trabajar tu Posicionamiento de Marca


Todos somos únicos y, por tanto, tu marca también lo es.

Es cuestión de invertir tiempo y trabajar los diferentes puntos de cada una de estas tres áreas:

  • Área de la diferenciación: tu experiencia, tu historia, tus gustos, tus valores, tus principios…todos ellos generan un valor diferencial. Es necesario identificarlo porque es lo que te va a permitir sentar la base de una marca con esencia.
  • Área de estrategia de negocio: con los pilares trabajados, es momento de diseñar la propuesta única de valor, definir a nuestro nicho y cliente ideal, analizar nuestro mercado, a los competidores, etc. Es información vital para diseñar el plan de acción y desarrollar una marca rentable.
  • Área de la comunicación: en este área se definen las estrategias que se van a llevar a cabo para promocionar la marca y generar esa percepción en la mente y corazón de los usuarios.

Vamos a ver cada una de estas áreas con mayor detalle y desde un punto de vista muy práctico.

» Área de la diferenciación

Si estás leyendo este artículo es porque tienes interés en conocer cómo desarrollar o mejorar tu Posicionamiento de Marca.

Coge lápiz y papel (despiertan zonas del cerebro que permanecen dormidas si trabajas en soporte digital) y ve trabajando cada unas de las tareas que te muestro.

1) La historia de tu marca

Me gustaría preguntarte: ¿qué hitos se han dado en tu vida para llevar a tu marca a su situación actual?.

Si nunca has trabajado tu marca de manera estratégica, puedes responder también a esta pregunta. De lo que se trata es de escribir todos esos puntos de inflexión que te han llevado hasta donde estás actualmente.

Gracias a este ejercicio podrás crear el storytelling de tu marca generando el primer punto diferenciador respecto al resto.

2) Tu «para qué»

¿Por qué haces lo que haces? ¿qué objetivo quieres conseguir?.

Piensa en grande. Quizá quieres revolucionar tu sector porque detectas que hay necesidades no cubiertas; o quizá quieres inspirar y mostrar que hay maneras diferentes de hacer las cosas.

3) Tus valores

Es momento de hacer una tormenta de ideas y anotar valores con los que quieres que sea asociada tu marca. Lo idóneo es que luego descartes y te quedes únicamente con tres valores y seas coherente.

Es decir, si para ti es importante la libertad y asocias libertad con viajes y hace más de un año que no te mueves, plantéate cambiar ese valor.

Tus valores se convierten en tu faro. Son una herramienta súper potente para tomar decisiones, como por ejemplo, clientes con los que trabajar y con los que no, o marcas con las que podrías colaborar o no, en función de si existe o no coherencia.

4) Los conceptos profesionales de tu marca

Lo siguiente es definir con qué conceptos profesionales quieres ser percibido.

Tienes que tener en cuenta que si haces de todo, no haces de nada, o como bien dice el refranero español “quien mucho abarca, poco aprieta”.

Escribe todos aquellos conceptos que hablan de ti como profesional y quédate con tres. Descarta el resto de momento.

¿Por qué? La mente humana es capaz de fijar muy bien hasta tres conceptos, pero a partir de tres, el mensaje se diluye.

Y recuerda que estamos trabajando para posicionar tu marca.

¿Esto quiere decir que no puedas ofrecer más servicios?

No. Esto quiere decir, que en tu estrategia de comunicación vas a poner el foco en máximo tres conceptos. El resto lo descubrirá tu cliente al tratar contigo.

Es importante que hagas bien este ejercicio, pues es uno de los errores más generalizados de empresas y emprendedores.

Si eres constante con tu mensaje, lo que vas a conseguir es dibujar en la mente del cliente que eres especialista en ello.

Por ejemplo, si todos los días me hablas de Facebook Ads, en la mente te vas a posicionar como especialista en esta estrategia.

Sin embargo, si un día hablas de facebook ads, otro de seo, otro de redes sociales, otro de webinars, etc. el mensaje que compartes es que, obviamente eres de Marketing, aunque no eres experto en ninguna estrategia.

5) Promesa y emoción predominante

Para terminar con el área de la diferenciación debes trabajar en el tipo de promesa y emoción predominante, aquella que quieres despertar en tu público objetivo.

6) Diseño y estilo comunicativo

Y por supuesto, en este área, y solo después de haber realizado las tareas ya propuestas, se define todo lo que tiene que ver con los colores de marca, logo, estilo, lenguaje, etc.

Como ves, mucho trabajo por hacer, aunque muy enriquecedor y realmente diferencial.

» Área de la estrategia de negocio

Gracias a todas las tareas realizadas anteriormente, te va a resultar mucho más sencillo abordar los diferentes puntos de este área.

1) Propuesta única de valor (PUV)

Destapamos la estrategia de negocio con la definición de la propuesta única de valor

Se trata de crear una frase que te diferencia en tu mercado y atrae a tu cliente ideal.

Tip importante:

  • Explícalo de manera sencilla o como dicen en Estados Unidos aplica la máxima “KISS” ( Keep it as simple as stupid).

2) El nicho y el cliente ideal

No sé cuántas veces hemos hablado del público objetivo en este artículo, pero más de tres seguro.

Si buscamos en Google “público objetivo”, el buscador nos devuelve más de 390.000 resultados.

Además, hay vídeos, infografías, podcast… vamos, que por contenido no será.

Sin embargo, cuando trabajo con emprendedores o pymes, uno de los errores más frecuentes con los que me encuentro es que desconocen quién es su público objetivo. E incluso quiénes lo han trabajo, no lo han hecho de la manera adecuada.

“A todo el mundo”. Ésta es una de las respuestas más generalizadas a la pregunta ¿a quién se dirige tu producto o servicio?

Y como decía en una de mis publicaciones #zaskatips de Instagram: “A no ser que vendas croquetas… siento decirte que tus productos y/o servicios NO son para todo el mundo”

“A no ser que vendas croquetas... siento decirte que tus productos y/o servicios NO son para todo el mundo”

Si queremos generar de manera estratégica nuestra percepción de marca en la mente (y corazón) de los usuarios, antes debemos conocer qué mente (y corazón) tiene nuestro público objetivo.

Es decir:

  • ¿Qué le preocupa?
  • ¿Qué le gusta?
  • ¿Cuál es su edad?
  • ¿Qué les emociona?
  • ¿Qué obstáculos se encuentra en el camino?

En este otro artículo tienes toda la información que necesitas para conocer qué es el público objetivo y cómo identificar el target de tu marca o negocio.

Una vez que hayas invertido tiempo en conocer a tu público objetivo de manera adecuada, habrás dado un salto cualitativo con tu marca personal y/o de negocio.

Y aunque no te lo creas, ya dispones de un elemento diferenciador con respecto a otras muchas marcas que existen en el mercado.

3) Análisis de competidores y de mercado

Los competidores son grandes maestros de los que podemos aprender:

  • 1º ¿Qué hacen y les funciona: ¿es posible moldearlo y aplicarlo en tu negocio?
  • 2º ¿Qué hacen y no les funciona: puede ahorrarte recursos de tiempo y económicos?
  • 3º ¿Qué no están haciendo y es una oportunidad de diferenciación?

Analizar a los competidores te permite detectar sus puntos fuertes y débiles, y por lo tanto las amenazas y oportunidades que existen para tu Posicionamiento de Marca.

Además, a mí me gusta más bien hablar de coompetidores, porque aunque vas a compartir “trozo de pastel” con muchos, pueden surgir colaboraciones que os aporte beneficios a los dos.

En cuanto al análisis del mercado, es importante conocer las tendencias de tu sector y las tendencias generales del mercado para ver qué acciones, coherentes con tus valores y con tu promesa, puedes llevar a cabo para aprovecharlas con tu marca.

Te recomiendo que analices mínimo a diez competidores (aunque cuánto más analices mucho mejor) y extraigas toda la información que te permita crear un plan con acciones diferenciadoras.

Antes de ponerte a analizar, reflexiona qué tipo de información te interesa obtener. Estos datos son los que podrás utilizar más adelante cuando diseñes tus estrategias de posicionamiento.

4) La rentabilidad de tu marca

Todo el trabajo de diferenciación y de análisis que has realizado hasta el momento te va a ayudar a desarrollar tu primer plan de acción poniendo el foco en la rentabilidad. Básicamente porque si no eres rentable, estás condenado a desaparecer.

Nuestros recursos temporales y económicos son limitados y todo el proceso que has realizado con tu marca te permite tomar decisiones con datos, no basándote en “yo creo que…”

Ahora sabes cómo es tu target, qué le preocupa, cómo les puedes ayudar.

Conoces a tu competencia, a tu mercado, dónde eres más fuerte y qué oportunidades puedes aprovechar.

Tienes clara tu propuesta única de valor y esto te permite generar mensajes coherentes con tu marca y estratégicos para conectar con esa promesa y emoción predominante.

Ahora sí, estás en disposición de:

  • Decidir en qué canales vas a comunicar tu PUV.
  • Diseñar tus productos o servicios: no los que tú quieres presentar al mercado, sino los que el mercado necesita.

No te olvides de diseñar tu producto estrella, ese que te va a generar una mayor rentabilidad.

La rentabilidad de tu marca

No es cuestión de desarrollar un plan de acción muy detallado y concreto, sino de ir estableciendo objetivos e ir validando o pivotando, muy en la línea del ciclo lean startup.

Ten claro que si eres capaz de generar confianza y proyectas autoridad, vas a incrementar el valor percibido de tus productos y servicios y, por lo tanto, podrás aumentar su coste.

» Área de la comunicación – promoción

No importa lo bueno que sea tu producto o servicio, si no lo comunicas, si no alcanzas a tu target con tu mensaje, no existes. Así de claro.

A la hora de comunicar tienes que tener en cuenta tres claves:

  • Claridad: que el mensaje se entienda. Que cualquier persona que acceda a tu web o lea tu Bio en las redes sociales sepa en 5 segundos a qué te dedicas.
  • Intención: recuerda que el Posicionamiento de Marca es estratégico, por lo que cada vez que compartimos un mensaje tiene que haber una intención: ¿por qué comparto este mensaje? ¿qué quiero conseguir? ¿cómo quiero ser percibido?
  • Conexión: con nuestro público objetivo. Sabes qué es lo que necesita, qué le frustra y tú le aportas esperanza, le das la solución.

Ahora vamos a ver diferentes acciones que puedes utilizar para posicionar tu marca.

1) En el medio offline

Asistir a eventos, congresos, seminarios, talleres, workshop, etc. es una de las maneras más rápidas de conocer a muchos compañeros del sector, así como personas que pueden formar parte de tu público objetivo.

Si eres ponente, tienes la oportunidad de mostrar tu expertise en un área muy concreta, mostrándote ante los demás como experto en esta materia.

Si eres organizador, puedes posicionar tu evento, taller o lo que diseñes como una cita de referencia para la temática que abordas, además de relacionarte con profesionales de la materia y atraer a tu target.

Si acudes como asistente también es una magnífica oportunidad para realizar networking profesional y darte a conocer a ponentes, organizadores del evento y conocer de primera mano a tu cliente ideal.

No pierdas la oportunidad de observar y obtener información valiosa para tu negocio.

Otras acciones que puedes realizar en el medio offline son entrevistas, aparecer en los medios tradicionales, retiros, publicar o autopublicar un libro…

2) En el medio online

Uno de los objetivos a perseguir con tu marca es crear una comunidad online.

No se trata únicamente de tener audiencias que consumen tus productos. Quieres crear tribu, personas que conectan con tus principios y valores. Personas que se emocionan con tu mensaje.

Entre las acciones que puedes realizar se incluyen:

  • SEO
  • SEObranding
  • Campañas de anuncios
  • Inbound Marketing
  • Email Marketing
  • Webinars
  • Masterclass
  • Directos
  • Entrevistas
  • Publicar ebooks

Precisamente, en mi artículo sobre SEObranding incluyo un recurso con tres estrategias validadas para que captes tráfico y leads, acelerando el proceso de posicionamiento web sin necesidad de invertir en publicidad.

En el siguiente punto repasamos algunas estrategias de Posicionamiento de Marca que puedes llevar a cabo:

¿Cuáles son las estrategias de Posicionamiento de Marca más efectivas?


Si trabajas todos los elementos clave que hemos visto hasta ahora, te va a resultar más sencillo diseñar estrategias exitosas para posicionar.

Así, tu comunicación puede enfocarse en:

  • Atributo: destacar una característica del producto o servicio que vendes. Quizá tu producto tiene una característica única, o es mejor que el de la competencia o la competencia, aunque la posee, no la ha comunicado al mercado.
    • Ejemplo: Ligeresa, la mayonesa más ligera con menos grasa

Ligeresa, la mayonesa más ligera con menos grasa

  • Competencia: si tienes una clara ventaja competitiva, puedes mostrar tu superioridad para posicionarte como líder en el mercado.
    • Ejemplo: Fairy destaca frente al resto de competidores porque su producto cunde más, lo que se traduce en ahorro de dinero
  • Beneficio: resaltar los beneficios de tu producto o servicio.
    • Ejemplo: yogures Actimel, buenos para tu digestión.
  • Uso o aplicación: quizá tu producto o servicio tiene mismas características y aporta mismo beneficio, pero se ofrece de manera distinta o en un momento muy determinado.
    • Ejemplo: Thrombocid, para utilizar después de un largo día, dando un masaje a tus piernas cansadas.
  • Calidad: si tienes un producto o prestas un servicio de gran calidad, es momento de hinchar el pecho y decir “aquí estoy yo”
  • Precio: Es la que menos me gusta, sobre todo si eres marca personal, pero está claro que es un elemento que puedes destacar para tu posicionamiento.

En muchas ocasiones la relación calidad y precio van de la mano, como los supermercados Lidl, “la mayor calidad, al mejor precio”.

  • Efecto halo: Uno de los sesgos cognitivos hablan del efecto halo o traspaso de autoridad, valores. Si por ejemplo a un famoso se le atribuyen ciertos valores y publicita un producto, a ese producto se le transfieren las cualidades de esa persona.
    • Ejemplo: Rafa Nadal y la marca KIA.

En algún momento puede que sea necesario que se dé un rePosicionamiento de Marca. El mercado cambia rápido y son los usuarios los que mandan.

Un ejemplo claro de rePosicionamiento de Marca se da con la bebida Aquarius, en un principio se dirigía a los deportistas, pero con el paso del tiempo también se ha convertido en la bebida perfecta para niños, personas de mayor edad o para todo aquel que deba realizar dietas blandas.

rePosicionamiento de Marca se da con la bebida Aquarius

Errores frecuentes que se cometen al trabajar el Posicionamiento de Marca


En este artículo, que casi podemos llamarle guía práctica, hemos ido viendo punto por punto cómo trabajar tu Posicionamiento de Marca.

Pero en contrapartida, ¿qué consecuencias tiene no dedicarles el tiempo que requieren?

  • Propuesta Única de Valor vaga o poco clara (subposicionamiento) : no has analizado tu negocio ni el mercado y no conoces los beneficios que aportas a tu target. No sabes cual es tu valor diferencial.
  • Hablas a todo el mundo (sobreposicionamiento): no conoces a tu público objetivo y tu mensaje es poco claro. No consigues el efecto “parece que me ha leído la mente, es justo lo que necesito”, porque en realidad no te diriges a ninguna persona.
  • Incoherencia de tu marca (posicionamiento confuso) : no has trabajado el apartado de valores, promesa y emoción predominante y surgen incoherencias en tu mensaje, restándole credibilidad a tu marca.
  • El plan de acción no está orientado a la rentabilidad (posicionamiento irrelevante) : si no se realizan con detalle las tareas del área de diferenciación, esto repercute en el área de estrategia de negocio. Finalmente se diseñan productos y/o servicios que no interesan a un número suficiente de personas para que resulte rentable.
  • Sobrepromesa (posicionamiento dudoso): tan malo es no tener claro el beneficio que aportas como mostrar un beneficio poco creíble. Tienes que ser capaz de dibujar esa transformación desde el punto A al punto B sin sonar a ciencia ficción.

Ejemplos de Posicionamiento de Marca


No hay nada mejor que mostrar ejemplos para que todos los conceptos queden bien fijados y tengas un marco de referencia que te guíe a la hora de trabajar tu propia marca.

Los ejemplos son todos de grandes empresas para garantizar que las conoce el mayor número de personas, pero no te preocupes porque es extrapolable a tu negocio.

» Bosch: “Alta cocina a tu alcance”

Bosch no vende hornos, microondas, placas de cocina, campanas extractoras… bueno, sí los vende, aunque los mensajes que nos transmite son:

  • Una experiencia a la altura de un restaurante cinco estrellas.
  • Resultados perfectos en la cocina con solo mover un dedo.
  • Opciones saludables de preparar los alimentos.
  • Entorno agradable en la cocina gracias a sus electrodomésticos silenciosos.

Todos sus beneficios son coherentes y en la mente del consumidor se dibuja esa transformación desde el punto A “entorno ruidoso, necesidad de utilizar diferentes cacharros y esfuerzo en preparar unos platos ricos y saludables” al punto B “con una programación sencilla y sin saber cocinar, puedes conseguir unos platos a la altura de los mejores restaurantes”.

Como ves, por una parte están los valores que les diferencia de su competencia: innovación, sencillez y salud.

Y por otra parte, responde a la necesidad básica de su cliente de comer rico y bien sin tener que ser un gran chef.

» Cola-Cao: “eso tan tuyo”

No sé tú, pero cuando era más joven siempre decíamos que el mundo se dividía entre los que eran de Cola-Cao y los que eran de Nesquick.

Uno de los argumentos que utilizaban “los de Nesquick” para criticar el Cola-Cao es que “hace grumos y no se bate bien”.

Hoy en día Cola-Cao, tal y como se dice en Marketing, ha puesto el elefante encima de la mesa y ha convertido esa crítica en su mayor diferenciación.

En su página tienen un destacado donde explican por qué hacen “grumitos”: “Cola-Cao hace grumos porque el cacao es recolectado a mano, secado al sol, tostado y prensado, mezclado de forma tradicional con el resto de ingredientes sin añadir ningún tipo de aditivo, por eso hago grumitos y estoy tan bueno.”

Los valores que se asocian a la marca son de pureza, innovación (nuevos sabores), sabor natural y salud, ya que el cacao es un potente antioxidante en su estado puro.

Además, desde mi punto de vista, han sabido ampliar su público objetivo incluyendo no solo a niños, sino también a los adultos que se han criado en su niñez con cola-cao o que han dado cola-cao a sus hijos “75 años haciendo grumitos”.

Cola-Cao: “eso tan tuyo”

» Ikea: No vende muebles, inspira emociones

Las campañas de Ikea siempre dan que hablar. Seguro que recuerdas su “bienvenido a la república independiente de tu casa” o su campaña “el libro que te cambiará la vida” para hablar de su catálogo nuevo.

El hecho es que Ikea vende familia, confort, tranquilidad, relax, hogar…

La marca sueca se ha convertido en referente en tema de muebles y decoración, y aunque es el propio cliente quien se tiene que montar los artículos adquiridos, esto queda en segundo plano, porque lo que importa es el valor percibido.

Ir a Ikea es toda una experiencia. Puedes entrar en diferentes dormitorios, cocinas, tumbarte en sus camas, sentarte en sus sillas, probar sus lámparas… Es como si estuvieras en tu propia casa.

También hay personas que se quejan porque la experiencia les agobia, pero esto es porque no son el cliente ideal, sino el acompañante. Por fortuna, al finalizar les espera el restaurante para tomar algo y así, todos contentos.

Tu road map definitivo

Para que no se pierda nada por el camino, voy a darte un listado de todo lo que tienes que trabajar para generar de manera estratégica tu Posicionamiento de Marca:

  • Área de diferenciación
    • Historia – storytelling de tu marca
    • Tu para qué
    • Valores
    • Promesa y emoción predominante
    • Elementos visuales y comunicativos de tu marca: logo, colores, estilo, lenguaje…
  • Área de estrategia de negocio
    • Propuesta única de valor
    • Nicho y cliente ideal
    • Análisis de competidores y de mercado
    • Diseño de productos y servicios
  • Área de comunicación
    • Define en qué canales vas a estar
    • Acciones que puedes realizar en medio offline
    • Acciones que puedes realizar en modo online

Tu road map definitivo

Conclusiones

Cómo has visto a lo largo del post, tener una buena marca no es algo que suceda ni por casualidad, ni en un espacio corto de tiempo, aunque existen estrategias que te pueden permitir acelerar el proceso.

Ahora que dispones de todo este conocimiento, no cometas el error de lanzarte al mercado sin trabajar bien cada una de las áreas.

En caso contrario, serás una marca más en un mercado ultra competido con productos y servicios seguramente poco rentables.

Imagen principal By Freepik.

Y ahora dime, ¿conoces cuál es el Posicionamiento de tu Marca?

¿Tienes claro cómo vas a conseguir conectar con tu público objetivo?

¡Te leo en comentarios! Espero tus opiniones 😉

También te puede interesar:

Rocío García Algora

Especialista en SEO Contenidos y Marca Personal. Periodista de formación, siempre me ha encantado todo lo relacionado con la comunicación, el individuo y el grupo social. Creo que saber escuchar es una gran virtud y la solución a muchos problemas. Adicta al aprendizaje, amante de los animales, de la Naturaleza y de viajar con poco equipaje y muchas ganas por descubrir.

1 Comentario

  • Roberto

    Escrito el 20 de junio de 2020 a las 13:12h Responder

    Que gran guía para potenciar la marca personal! Esto podria ser el secreto de la «suerte» de las grandes marcas! Mucha gente piensa que es suerte cuando detrás de cada gran marca hay una gran trabajo…

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Webescuela solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

Share This