¿Qué es un blog y para qué sirve?

¿Qué es un blog y para qué sirve?

¿Sabes qué es un blog y para qué sirve dentro de la estrategia digital de una Marca?

Dentro de una estrategia de Marketing corporativa, existen múltiples herramientas y canales que te pueden ayudar a alcanzar tus objetivos, pero pocos son tan versátiles y tan útiles como lo puede ser un blog bien trabajado.

Para entender por qué necesitas uno para tu estrategia de atracción o Inbound Marketing, primero tienes que comprender bien de qué se trata, porque incluso a día de hoy, hay quienes siguen creyendo que es solo un lugar para escribir sobre un hobby o algo que te apasiona, cuando la verdad es que es mucho más que eso.

Por esta razón es que me he decido a hacer este artículo, para contarte los puntos fundamentales que necesitas conocer de esta herramienta tan útil que aún muchos desestiman, y que usada de manera correcta puede impulsar tu negocio en este nuevo mundo en el que el Internet forma parte importante de todos los aspectos de nuestras vidas.

¿Qué es un blog?


Un blog es una sección dentro de un sitio Web que funciona con un formato de publicaciones periódicas, en el que se escribe y comparte contenido informativo o de valor sobre algún tema relacionado con los servicios o productos que dicho sitio Web ofrece o vende y que es, además, de relevancia para una audiencia determinada.

De esta definición sacamos que un blog:

  • Es un sitio Web al que cualquiera puede acceder
  • Funciona a través de publicaciones regulares (a las que se les llama posts, entradas o artículos)
  • Difunde contenido centrado en un tema concreto o nicho
  • Y que dicho contenido es de relevancia para una audiencia, a la que le aporta algo de valor resolviendo alguna duda o problema

Generalmente, este tipo de páginas suelen ser administradas por una misma persona, aunque dependiendo del tipo y tamaño del blog, puede que haya más de una involucrada en él.

También se le suele conocer como bitácora, ya que las publicaciones que se realizan dentro de un blog se ordenan de manera cronológica, por lo que, al entrar, lo primero que ven los usuarios es el contenido más reciente.

Otro dato importante que debes conocer es que no son un canal unidireccional, sino que permiten recibir un feedback por parte de los lectores, que también pueden ser llamados audiencia.

Dicho feedback aparece en forma de comentario (como compartir tu contenido en alguna red social, por ejemplo), lo cual permite que haya una comunicación entre el autor y la audiencia, algo muy importante, más adelante te cuento por qué.

¿Para qué sirve un blog?


¿Piensas que su utilidad reside únicamente en subir contenido y que una audiencia lo lea?

La respuesta corta sería sí, básicamente sirve para eso, para subir contenido.

Pero lo importante no es la información que aportas, sino lo que puedes conseguir a través de él. De esta forma, podríamos decir que te puede servir para:

» Trabajar tu marca personal o corporativa

Se trata de una de las mejores herramientas digitales que puedes utilizar para trabajar tu marca corporativa o personal.

Y es que a través del contenido que compartes, puedes ir generando engagement, a la vez que consigues posicionarte como un referente importante en tu sector.

Realmente es una alternativa excelente para diferenciarte del resto de profesionales de tu área, algo que tiene muchas ventajas, sobre todo si tienes una marca personal y ofreces algún servicio, ya que la gente preferirá contratarte a ti, que demuestras dominar el tema que a alguien que simplemente se limita a ofrecer el servicio.

Y esto, extrapolado a una empresa, se traduce en una mejora de su Posicionamiento de Marca a medio/largo plazo.

» Forjar alianzas con otros profesionales de tu sector

Seguro que alguna vez has escuchado hablar del Networking y la importancia de crear lazos de trabajo con otros profesionales de tu sector.

Pues a través de él existen muchas maneras de lograr este cometido, ya sea invitándolos a escribir contenido en él, compartiendo su contenido o simplemente haciendo referencia a ellos a la vez que los enlazas.

Lo mejor es que la mayoría de las veces se trata de acciones recíprocas, por lo que, así como tú puedes compartir contenidos de terceros en tu bitácora (con las respectivas referencias, claro está) o invitar a otro profesional a hacer Guestblogging, otros profesionales también pueden hacer lo mismo contigo.

Sobre todo si eres tú quien da el primer paso, ya que les haces saber que estás interesado en colaborar.

Estos lazos profesionales muchas veces pueden dar paso a grandes proyectos a los que, de otra forma, no tendrías acceso.

» Promocionar un producto o servicio e incrementar tus ventas

En Internet, el contenido no es el rey: lo es el usuario, como siempre digo, pero muchas veces no comprendemos el verdadero potencial que tiene esto dentro del Marketing y creemos que solo se denomina contenido si su objetivo es únicamente informar o entretener.

Sin embargo, se puede ir más allá y con él puedes llegar a promocionar un producto o servicio.

Lo mejor es que se hace de manera poco invasiva siendo el potencial cliente el que se acerca a ti y el que se interesa por lo que tienes para ofrecer, por lo que las posibilidades de concretar una venta son mayores.

¿Cómo es esto posible?

Pues a través de contenido relevante, pensado en satisfacer las dudas y necesidades de tu audiencia.

No es lo mismo que una persona lea un artículo diciendo “Compra esto porque sí”, a que lea un artículo en el que básicamente le estás diciendo que «comprendes cuál es su problema y que tu producto puede ser la solución».

» Aumentar tu visibilidad

Cuando creamos un blog, uno de los objetivos que tenemos en mente es el de conseguir tráfico web. Para ello optimizamos nuestros contenidos y nuestra página, para conseguir atraer el mayor nº de visitas posible.

Este tráfico a su vez se convierte en nuestro público, quienes leerán nuestros contenidos, se interesarán por nuestra Marca y más adelante por comprar nuestros productos o servicios.

Pero, no nos sirve cualquier tipo de tráfico, necesitamos que sea de calidad, una audiencia cualificada que tenga un interés previo por los contenidos que publicamos y, en consecuencia, por los productos o servicios que ofrecemos.

Por este motivo, el hecho de tener éste te ayuda de forma fiable a aumentar tu visibilidad en Internet.

» Monetizar y ganar dinero

Otra utilidad inevitable y deseada y, de la que seguro habrás oído hablar, es la de ganar dinero.

Y sí, con un blog se puede ganar mucho dinero, y no necesariamente me refiero a vender un producto o servicio (aunque también es posible) sino a través de publicidad, ya sea con Google Adsense o afiliación con herramientas u otras plataformas que recomendemos usar a nuestro público.

Aunque te quiero aclarar algo, y es que a diferencia de lo que dicen muchos gurús, ganar dinero con uno no es cosa fácil, ni algo que se logra de la noche a la mañana.

Necesitas dedicarle mucho trabajo y esfuerzo, horas y horas empleadas a optimizar tu web y tu contenido para que atraigan la mayor cantidad de tráfico posible.

Una vez hayas logrado obtener una buena cantidad de visitas mensuales, será cuando comiences a ver los ingresos “pasivos” de los que hablan estos gurús.

La paciencia y la constancia, son verdaderas virtudes del blogging y sin ellas no podrás conseguir el éxito con un blog.

» Construir tu propio empleo

Esto es un poco resultado de algunos de los puntos anteriores, y es que, si no consigues empleo sin importar lo que hagas, crear un blog profesional puede ser una grandiosa alternativa para dar un giro de 180° a tu vida.

Ya no solo se puede convertir en tu principal carta de presentación o CV, sino que además vas a trabajar tu marca personal y te convertirás en un referente de tu sector si lo haces bien.

Esto es algo que va a dejar impresionados a los empleadores, después de todo ¿quién no querría a un experto reconocido trabajando en su empresa?

Prácticamente no tendrán más opción que contratarte.

Pero esto no es todo, ya que, si además de ello vas aprendiendo y adquiriendo experiencia en áreas cada vez más esenciales como lo son el Marketing Digital, el Blogging y las Redes Sociales, habrás conseguido sumar muchos más puntos a tu perfil profesional.

Recuerda que Internet no es el futuro, sino el presente y cada vez estamos más conectados a él.

Incluso, si te apetece y tienes espíritu aventurero, ¿por qué no comenzar tu propio emprendimiento?

Ya cuentas con una base muy fuerte para impulsarte, que es un blog profesional bien trabajado, y créeme cuando te digo, que esta es una potente herramienta para cualquier emprendedor.

¿Qué tipos de blog existen?


Ahora que ya sabes qué es un blog y para qué sirve ¿cuántos tipos piensas que hay? Y es que en función del contenido que subas y de tus metas, éste puede clasificarse en uno de los siguientes tipos:

1. Personal

Es el tipo más básico de todos, el más cercano a esa definición de blog en la que escribimos sobre un hobby o algo que nos apasiona.

La principal característica de este tipo de bitácora es que no se hace con la intención de monetizar o de vender algún producto o servicio, sino simplemente para hablar de aquello que te interesa.

Tampoco están estrictamente centrados en un tema en particular, ya que el autor puede escribir básicamente de cualquier cosa sin límites, incluyendo su día a día, por ejemplo.

Es muy parecido a un diario personal en el que actualizas todo aquello que te haya llamado la atención recientemente.

Su principal ventaja es que son un buen primer acercamiento al mundo del blogging.

Además de que suele hacerse en plataformas como WordPress.com o Blogger, que son totalmente gratis. Aunque cuentan con la desventaja de que no pueden monetizarse.

Otro detalle a tener en cuenta es que este tipo de blogs no se suelen «optimizar» para conseguir un mejor posicionamiento, sumado a que los temas suelen ser tratados de forma más personal y no con el objetivo de satisfacer las necesidades de los usuarios que lo visitan.

2. Profesional

Si en el de tipo personal el autor escribía de lo que le apasiona, en el profesional el autor escribe sobre un tema determinado que mayormente guarda relación con su profesión (aunque indudablemente, también puede y debería apasionarle).

Este es el tipo que suelen escribir aquellas personas que buscan trabajar su marca personal en Internet.

Un buen ejemplo sería mi propio blog josefacchin.com, en el que escribo contenidos sobre Marketing Digital y SEO, que es a lo que me dedico.

Mi propio blog josefacchin.com

Estos blogs tienen muchas ventajas para los profesionales, principalmente que son una buena fuente de leads cualificados que más adelante se podrían convertir en nuevos clientes, así como también la posibilidad de fidelizar a tus antiguos clientes a través del contenido que ofreces y que les aporta algún valor.

A diferencia de las bitácoras personales, estos requieren de una inversión mayor tanto de tiempo como de dinero, ya que necesitas adquirir un servicio de hostingo y dominio propio para dar una imagen más profesional.

Además, se hace necesario optimizar tu sitio web y tu contenido para atraer tráfico de calidad, que de verdad te sea útil.

Ten en cuenta que esto requiere bastante tiempo y esfuerzo, por lo que los inicios serán bastante duros.

3. De marca (corporativo)

Son aquellos en los cuales su objetivo principal es trabajar el branding de una empresa.

Son particularmente útiles para establecer un canal de comunicación directa entre la marca y los consumidores, además de que te permite generar emociones en tu audiencia y así fidelizar clientes.

A diferencia de lo que parece, éste no busca vender, sino más bien aumentar la visibilidad de tu marca a través de contenido interesante y entretenido que aporte valor a tu audiencia.

Por lo que, al menos de manera directa, no esperes obtener ganancias.

También es el medio perfecto para poner en práctica el Branded Content.

4. Corporativo

Un blog corporativo es aquél que pertenece a una empresa, como ya te hemos contado en este mismo blog en artículos anteriores.

Sin embargo, hay que tener en cuenta el factor tema, y es que ¿de qué podría hablar una empresa en un espacio digital como éste? Pues de mucho más de lo que se podría llegar a pensar.

Por lo general, se emplean como un medio para ampliar la información relacionada con sus productos o servicios y así resolver las posibles dudas que tengan los clientes antes o después de adquirir dichos productos o servicios.

El blog de Webescuela

También se puede subir contenido relevante para el sector en el que se desenvuelve la empresa, o en algunos casos, hasta tutoriales y consejos que puedan ser de utilidad para tu audiencia.

Un blog corporativo tiene una desventaja bastante fuerte y es que es muy complicado de trabajar a largo plazo sin caer en la falta de objetividad.

Es muy fácil terminar hablando exclusivamente de tu empresa, sin aportar ningún otro tipo de valor adicional a tu audiencia, quienes terminarán por aburrirse y se irán.

Ten en cuenta también que un blog de empresa requiere de un equipo profesional trabajando en él, por lo que tienes que estar preparado para invertir algo de dinero y probablemente para contratar a un especialista que lo gestione.

5. De nicho

Son aquellos que se emplean para hablar de un tema específico que genere tráfico y monetizar el contenido que se publica.

De cierta forma, es como si combinásemos un blog profesional con uno personal, pero con la diferencia de que no siempre vas a intentar vender algún producto o servicio, ni trabajar tu marca personal.

Y de que sigue requiriendo bastante tiempo y esfuerzo, además de dinero, algo que no sucede con un blog personal.

Se le conoce como blog de nicho precisamente porque se centra en una temática o nicho y todo el contenido que se crea gira en torno a éste.

Existen muchos métodos para monetizar un blog de este tipo, hasta el punto en que es realmente uno de los métodos más factibles para conseguir dinero en Internet, sin importar si tienes o no un producto para vender o un servicio que ofrecer.

¿Se puede ganar dinero con ellos? Sí, pero al igual que sucede con un blog profesional, necesitas mucho tiempo y esfuerzo para que tenga éxito, por lo que no es algo que lograrás en corto plazo.

Este es el tipo que más abunda en Internet, por lo que suele haber una competencia excesiva en algunos nichos, haciendo que tener un conocimiento avanzado sobre Posicionamiento SEO sea una necesidad para cualquiera que tenga la intención de ganar dinero con una bitácora de este tipo.

Máster en Marketing Digital en Barcelona y Online

Conclusión

Estoy seguro que, aunque ya intuyeras qué es un blog, tras este completo repaso, ahora tengas otro concepto bien diferencia de lo que significa este elemento digital para todos los que nos dedicamos a ello.

Y aunque para la mayoría de las personas que no tienen apenas contacto ni están familiarizadas con el mundo de Internet siga siendo una manera digital de escribir en un diario personal, para muchos de nosotros es nuestra principal forma de vida.

Y tú, ¿ya estás trabajando en tu propio blog?

Pues te invito a que leas algunos de los demás artículos del blog de Webescuela, con los que aprenderás bastante, y no solo sobre este tema, sino sobre el apasionante sector del Marketing Digital y, ya sabes, si te ha quedado alguna duda, déjamela aquí abajo en los comentarios.

Imagen principal By Freepik.

También te puede interesar:

José Facchin

Director General y Cofundador de Webescuela. Formador y Consultor de Marketing Digital, especializado en Marketing de contenidos y posicionamiento SEO. Creador de: “El Blog de José Facchin”, uno de los blogs de marketing y negocios online de mayor relevancia en el ámbito digital hispanohablante.

No hay Comentarios

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Webescuela solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

Share This